Un agente de la Guardia Civil herido, zarandeos al coche oficial del líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, insultos, pitidos, abucheos y mucha tensión, es el saldo de la jornada de ayer en el municipio de Pinto, en donde, a la una y media de la tarde, el poder municipal pasaba del PP al PSOE tras la aprobación de una polémica moción de censura a la alcaldesa que ganó las últimas elecciones municipales, la popular Mirian Rabaneda.

El pleno municipal fue un auténtico caos. Casi dos horas de gritos y tumultos. Hubo momentos en los que los agentes policiales estuvieron a punto de recibir la orden de desalojo. Al final, la tensión pasó a la calle. Los vecinos, divididos; insultándose en plena vía pública.

Cerca de 300 personas han proferido a los firmantes de la moción descalificaciones como "judas", "delincuentes" y "drogadictos"
El secretario general del PSOE-PSM, Tomás Gómez, tuvo serias dificultades para abandonar Pinto. Su coche oficial fue zarandeado por los vecinos en la misma plaza Mayor.

La alcaldesa saliente, Miriam Rabaneda, del PP, ha dicho que esta moción que la ha desbancado del cargo "es una tropelía ilegal y a todas luces inmoral". respectivamente.

Fuente: Abc.es.